viernes, 3 de febrero de 2012

Diseño y cultura. Una introducción. (Penny Sparke)

Conclusiones II : (capítulos 6-10)

DISEÑO POSMODERNO

Tras la II Guerra Mundial, la importancia que toma la economía, se hace notar en la carga emocional del consumo. 
Uno de los factores de la vuelta progresiva a la estabilidad política en Europa fue el Plan Marshall.

Más adelante, en la década de los 60, el diseño moderno entra en crisis. Estudios como "The condition of Postmodernity: an enquiry in the origins of cultural change" de Basil Blackwell, reflejan el cambio de situación del consumo de masas.
La tecnología avanza con rapidez y el desarrollo de las técnicas de producción y venta (branding, packaging, marketing) son la gran influencia de EE.UU. en el proceso de americanización de la cultura en U.K. y Europa occidental.

Con la cultura de masas llega el pluralismo al mundo del diseño. La publicidad toma gran inportancia, es la principal herramienta de difusión de imágenes. Los estilos de vida se identifican con productos.
Un buen ejemplo es el modelo Vespa (fabricado por Piaggio desde 1946 hasta los 80) representativo de la cultura Mod.
También la moda femenina toma gran impulso, con la revolución del nylon y otras fibras sintéticas, posibilitanto creaciones tan elegantes como las de seda.

La redefinición de identidades hace que las empresas se transformen en marcas. El papel del diseñador consiste en suavizar las tensiones entre los consumidores y las constantes innovaciones del mercado.
A lo largo de las décadas de los 70, los 80 y los 90, el consumismo se configura como forma de ocio, perdiendo muchos de los valores tradicinales.

Así la validación de los distintos movimientos emergentes, hacían que el diseño moderno quedase como opción. Se habla de diseño apropiado, ya que el objeto tiene significado dentro de un contexto.




1 comentario: